--------------------------------

--------------------------------

domingo, 1 de febrero de 2015

Lugares oscuros (Dark places).

Lugares oscuros (Dark Places) - Gillian Flynn.
Gillian Flynn
Trabajó por casi diez años en la revista Entertainment Weekly.  Periodista de profesión, incursionó en la literatura con un libro llamado "Heridas abiertas" en el 2006.  Ese primer intentó le valió ser finalista del prestigioso premio Edgar y ganadora del Fleming Steel Dagger a mejor novela de suspenso.  Ahora es conocida en todo el mundo por su tercer libro, publicado en el 2013: "Perdida (Gone Girl)".  
Lo que tal vez no sepan es que entre "Heridas abiertas" y "Gone Girl" escribió un segundo libro llamado "Lugares oscuros".  A continuación, la reseña de este libro.

Idea general:
Libby Day tenía siete años cuando su testimonio puso tras las rejas a su hermano de quince años Ben, por el brutal asesinato de toda su familia en lo que parecía ser un ritual satánico. 
Sin un futuro planeado y casi en la quiebra es contactada por un grupo de fanáticos de los asesinatos sin resolver que buscan demostrar que Ben es inocente.  A pesar de haberlo creído toda la vida, escuchar la evidencia nuevamente 24 años después empieza a plantear dudas y descubre que todos en su familia tenían algo que esconder.  En especial Ben.
¿Quién asesinó a la familia Day?

Opinión:
Como leí primero "Perdida", tomé el libro con altas expectativas y algo de temor.  Quería algo tan bueno como su último libro, pero no quería decepcionarme si no lo conseguía.  En ese sentido tengo algo de sentimientos encontrados (con balance positivo).
La trama es excelente y Flynn sabe escribir.  La historia (la muerte de toda una familia con un solo sobreviviente.  Un asesinato brutal que involucró estrangulamiento, tiros de escopeta y un hacha, con fondo de un ritual satánico) está muy bien narrada, usando una técnica que perfeccionó luego en "Perdida".  Los múltiples puntos de vista.  Los eventos contados por cada uno de los personajes desde el pasado, alternando con lo que hace la protagonista al tratar de descubrir si cometió un error, condenando a su hermano a la cárcel.
El argumento centrado sobre el mito del satanismo de la década de los ochenta y las repercusiones que tuvo (donde
se veían sectas en todas partes, muchas veces ligadas a la música rock) está muy bien manejada.  Nos recuerda esos curiosos eventos del pasado que formaron parte de nuestras vidas (todos los de más de 30 años saben de qué hablo) y que dimos por sentado solo porque salía en televisión.
Mi problema fue con la protagonista principal.  La autora la pintó como podía ser.  Una víctima de las circunstancias, manipulada por las autoridades para llegar a la conclusión que ya había tomado.  Una vida plagada por su triste popularidad y los eventos que la marcaron.  Eso lo comprendo, pero su forma de ver el mundo no dejó de molestarme.  Tenía ganas de agarrarla por los hombros para sacudirla y hacerla entrar en razón.  Otras veces he dicho que no me gusta meterme en la forma como el escritor ve a sus personajes (es su trabajo y su mente), pero eso no significa que deba caerme bien.  Libby no me cayó bien al principio.  Luego mejora un poco, pero aun así deja mucho que desear.  
Eso no debe hacer que dejen de leer este libro.  Muy bien logrado.  Una trama interesante, personajes en su mayoría acordes con la historia y un final que los tendrá pegados a sus páginas.  Puede ser que se lo puedan imaginar (en parte), pero el final debe tomarlos desprevenidos.  Lo deben disfrutar, a pesar de tener que leer por lugares oscuros.

Conclusión:
Un libro que hace honor a su autora.  Mi favorito sigue siendo "Perdida", pero creo que se merece un muy cercano segundo lugar.  Si no le tienen aversión a las historias deprimentes, será una buena inversión para su librería negra.




1 comentario:

  1. La verdad que leí "Perdida" y quedé satisfecho. Quizás esperaba otro final, un poco más cerrado y no tan simple. La película me pareció bien lograda.
    En estos momentos estoy terminando el último libro de Camila Läckberg. Esta autora nórdica me mantiene atrapado hace meses. Una vez que concluya mi lectura, seguiré entonces por el libro en cuestión de Gillian Flynn.
    Soy un lector de novelas negras; más que nada sumado a la ola nórdica. Muchas veces me paro en la cornisa del cansancio y la saturación de esta corrientes y de sus escritores con estilos similares, pero descubrí a Joe Nesbo y me volvió a reinventar en la temática. Mención aparte al escritor Islandes Arnaldur Indriðason ( me vólo la cabeza).
    Estaré mas seguido por este completo blog. Atento a nuevos consejos y publicaciones.
    Un saludo
    Ezequiel Morandi

    ResponderEliminar